Goteras, solo nos acordamos cuando llueve


 

Unos de los problemas que nos encontramos en estas épocas son las goteras, que en la gran mayoría de las veces vienen provocadas por no haber llevado un mantenimiento preventivo correctamente.

 

De esta manera nos encontramos con dos tipos de mantenimientos uno de ellos es el preventivo que consiste que en las épocas no lluviosas realizamos una limpieza del tejado y canalones, revisamos si hay tejas rotas y en caso de que estén se sustituyen o si la tela asfáltica se encuentra levantada.

 

El otro procedimiento sería el del mantenimiento correctivo el cual consiste en resolver el problema cuando surge.

 

Por eso los expertos siempre recomiendan un mantenimiento preventivo ya que va a ser el que nos ahorre dinero, ya que las averías siempre serán menores.

 

 

Desde Cubbo siempre nos adaptamos a las necesidades del cliente. Si desea más información no dude en contactar con nosotros.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Escribir comentario

Comentarios: 0