Desratización

Los roedores comprenden alrededor de la tercera parte de todas las especies de mamíferos existentes, e incluyen varias de las plagas más graves para el hombre.

 

Su rasgo anatómico más característico es la dentadura, los roedores poseen incisivos encorvados en la mandíbula superior, y dos en la mandíbula inferior que están separados de los restantes dientes por un espacio desdentado.

  

Todo este conocimiento de la plaga a controlar, unido a la experiencia y capacitación del personal técnico de Cubbo concluyen en ser la empresa en la que pueda confiar a la hora de la realización de trabajos tan sumamente especializados y delicados como la desratización.

 

En todo este tipo de tratamientos de desratización, hay que sumar la utilización de los rodenticidas más avanzados que afectan a los factores de coagulación de la sangre del animal, no asociando éste la causa / efecto, no provocando por tanto resistencia al producto, el uso de todo tipo de cebaderos de seguridad, los cuales hacen que los tratamientos pasen a ser totalmente seguros ante la presencia de niños pequeños o animales domésticos.

 

PASOS PREVIOS PARA LA DESRATIZACIÓN:

 

Elaboramos un informe técnico en el cual apuntamos las incidencias puntuales registradas, el tipo de plaga y las medidas a seguir para su eliminación.

 

Mediante un mapa de sus instalaciones, señalamos los sitios donde van a estar ubicados los señuelos, así como la zona donde se aplicarán los productos insecticidas.

 

Situar el raticida en los pasos de los roedores y aplicación de la dosis necesaria de rodenticida en los puntos claves de las zonas a tratar.

 

 

Emitiremos los certificados con los procedimientos y productos usados. Haremos inspecciones para verificar que los tratamientos se están ejecutando de forma correcta.