Reformas en General

Conviene tener en cuenta que una reforma tiene que seguir un proceso previamente definido por el contratista con el cliente antes del comienzo de la misma.

Una reforma conlleva que ambas partes, tanto el contratista como el cliente tengan muy claro qué es lo que se pretende realizar, en qué tiempos y con qué costes.

Es conveniente confiar la reforma a profesionales con la suficiente experiencia y capacidad en la gestión de los diferentes oficios que intervengan en la misma, y así evitar problemas inesperados que puedan incrementar el presupuesto, así como que los plazos de ejecución se dilaten.

Que la reforma tenga una correcta realización y el contratista se ponga después de ésta, a disposición del cliente para cualquier tema que pudiera surgir más adelante.

Existen varios tipos de reformas:

 

Reformas sencillas

Como reformar una cocina, un cuarto de baño, cambiar la bañera por un plato de ducha, pintar una casa u oficina, cambiar ventanas, cambiar radiadores, instalar calefacción, poner climatización, instalar tarima, cambiar las puertas, hacer un cerramiento de pvc o de aluminio … etc.

 

Reformas más complejas 

Como reformar una vivienda parcial o totalmente, reformas en comunidades, reformar un local parcial o totalmente, reformar oficinas parcial o totalmente … etc.